El Callejon de las Manitas

Todo comenzó por el año de 1780 cuando llego a esta nueva ciudad de San Luís Potosí un sacerdote que decidió vivir en ese lugar por su buena fama y por la hospitalidad de la gente, el se instalo como maestro de un colegio. Un buen día salio con rumbo desconocido y regreso solo para hacer asesinado todo paso cuando esa tarde el sacerdote decidió dar un paseo por el callejón que estaba cerca de su casa cuando de repente salio un hombre y lo asesino cruel mente, las autoridades decidieron responder y encontraron al culpable y le cortaron las manos dejándolas colgadas en el callejón, cuando la gente pasaba tenia miedo y rezaba al pasar el callejón, se volvió solitario y por fin después de un tiempo se descolgaron las manos del lugar donde estaban, sin embargo algunas noches se ven flotar como si estuvieran colgadas y se aparece un sacerdote que se pierde al doblar la esquina