El niño de la Presa

Cuenta la leyenda de que una tarde de verano donde muchos niños estaban tirándose al agua y haciendo toda clase de piruetas, pasó algo que logró fuertemente hacer temblar de miedo a los turistas que fueron a visitar las orillas del rio, más bien la presa del mismo, un niño se cayó al agua y entonces fue cuando unas mujeres lo dijeron a los gritos que ayuden al chico, a los 3 minutos salió con sangre, llagas y toda clase de rasguños, salió hablando en otras lenguas y entonces la gente se asustó muchísimo, no volvieron a pisar ese lugar por mucho tiempo, nadie se acercó allí, luego se prohibió desde el gobierno la entrada.