Fantasmas en el puente de Metlac

Hace algunos años una familia viajaba de regreso a Metlac, luego de pasar el fin de semana en Veracruz. Iban de noche en su auto, los padres estaban en los asientos de adelante y en los de atrás iban sus hijos, una adolescente de 16 años y un niño de nueve. Los últimos estaban tan cansados que pronto se quedaron profundamente dormidos.

Fue muy raro lo que sucedió al momento de atravesar el puente. La pareja se percató de que había una mujer con un niño en brazos deambulando por ahí. Se detuvieron para ayudarla y notaron que su rostro estaba pálido y lleno de moretones. Cuando conversaron con ella, les explicó que estaba huyendo de su esposo alcohólico, quien la había golpeado y en vista de que estaba con su bebé, decidió escapar.

Sin pensarlo, el matrimonio decidió ofrecerle hospedaje en su casa para que descansara, se alimentara ella y a su bebé, y en la mañana siguiera su camino. La mujer accedió y se sentó con los niños en la parte de atrás del auto, y a pesar de que sollozaba, eso no los despertó.

metlacUna vez en el hogar, los anfitriones prepararon una habitación para que la mujer y su bebé pasaran la noche. Conversaron poco, solo les dijo su nombre y de dónde era. Para sorpresa de la pareja, a la mañana siguiente no estaban ni la mujer ni el bebé y todo estaba acomodado como si nadie hubiera tocado nada.

Como todo les parecía muy extraño decidieron averiguar quién era la señora. En su pueblo natal les indicaron que se trataba de una joven que había muerto meses atrás en un accidente automovilístico en el puente de Metlac. La familia quedó tan afectada que por consejo de un sacerdote dedicaron varias misas por el alma de la joven y su pequeño, pero el recuerdo quedó por siempre vívido en sus memorias.