La campana encantada

Un joven estaba en un arroyo cuando de repente comenzó a escuchar las campanadas más cercanas que había escuchado, no paraba el sonido, pero además estaba cada vez más cerca, tanto así que del miedo se tiro al arroyo esperando que termine, allí es cuando vio en frente suyo a un soldado de muy buen porte que le pidió por favor que saque el hechizo, lo primero que hizo el muchacho fue desmayarse, pero al tiempo de despertar entendió lo que estaba viendo, el soldado le contó una historia y le dijo que debía tirar 3 gotas de sangre sobre las piedras que eran ellos ahora luego del encantamiento que se produjo con el sonido de la campana. Alguien algún día revertirá el hechizo para que sean libres de una vez.