La Leyenda de la Isla Blanca

Se cuenta que al sur de América, vivía en el imperio inca, la Hija de un cacique y que cerca de ella pasa un joven que le regala dos conchas de caracol y entonces ella se sorprende al verlo.

El recién había sacado esas caracolas del mar y ella le agradeció. El chico se enamoró de la chica y le llevo al palacio los más finos peces.

Según esta leyenda para niños, como no pudo dárselo en persona, él la miraba de lejos, mientras que ella agitaba su mano para saludarlo de lejos. Se cuenta que un día la joven fue a darle gracias a él por sus obsequios.

Y ambos sintieron un amor profundo eternamente. Entonces el joven fue un día a saludarla al palacio y confesarle al gobernador que estaba enamorado de la joven.

El gobernante se enojó por el atrevimiento de aquel humilde pescador, diciéndole que sus ojos habían mirado muy alto por una persona que no le correspondería.

La Leyenda de la Isla BlancaUna tarde Yenca, la joven muchacha cuando oscurecía en un descuido de sus guardianes, la joven pidió ayuda a los dioses y esa noche se reunieron en una colina cercana para poder hacer algo por su amor.
El chico corrió al lugar indicado luego de escuchar a la diosa luna prometieron ayudarse para que ellos estuvieran siempre juntos, sin darse cuenta que había un soldado también enamorado de la princesa.

Quien al volver al palacio se convirtió en un cóndor y ataco al chico haciendo que el caiga y muera.
Entonces el soldado tomó la forma del amado muerto de la joven Yenka y fue a verla para huir con ella. Al notar esto la luna convirtió a la princesa en una hermosa isla blanca en medio del mar.