La leyenda de la mariposa

Hace muchos años, en una aldea asturiana, vivía un labrador, el cual había perdido hacía solamente un par de años a su mujer y se veía bastante dolido por la pérdida de aquel ser tan querido, no obstante tenía también 2 hijas, una de ellas se llamaba Inés, la cual no contradecía nunca a su padre, y finalmente acabó casándose con el novio que le había puesto su padre. Por otro lado estaba Clara, no obstante, ella eligió a su pretendiente, dejando de lado lo que le había dicho su padre, lo que hizo que su padre se enfadara, desheredándola y prohibiéndole acercarse más a su casa mientras él estuviera vivo.
Clara y su marido vivían como podían, cuando el padre murió, Clara se acercaba a su hermana, para devolverle todos esos favores que le hizo cuando su padre no le dejaba verla. Después de pensar y pensar, no encontraba la manera de recompensarla,La leyenda de la mariposa sin embargo, en el funeral de su padre, una mariposa se elevó por el aire, un fenómeno un tanto peculiar, que presionaba la cabeza de uno y otro de los esposos, finalmente Inés insistió tanto en que era una especie de señal, que decidieron regalarle su parte de herencia a su hermana y cuñado.
Y así fue, como la mariposa logró hacer que el vínculo entre las 2 parejas se uniera más y más, hasta tal punto de no volver a separarse nunca más.