La leyenda de las sirenas

Cuentas las leyendas que las sirenas eran seres mitad pájaros y mitad mujeres, ellas le hacían compañía a Perséfone, pero cuando ella fue raptada por Hades, la diosa Deméter y madre de Perséfone, castigo a las sirenas por no haber podido salvar a su hija, las convirtió en un ser mitad mujer y mitad pez.
Después de haber sido castigadas fueron enviadas a una isla, donde con su canto atraían a los marineros en sus barcos para que estos se estrellaran con las rocas. Cuenta la leyenda que Homero al pasar por esa isla, ordeno a sus marineros que se taparan los oídos con será para no escuchar el canto de las sirenas, pero él quería escucharlo por lo que ordeno que lo ataran al mástil y no lo soltaran, así podría escuchar el canto. Las sirenas al ver que su canto no afecto a los marineros, frustradas se arrojaron a las rocas.