La leyenda del enigma de Andorra

Andorra es la encargada de recibir a millones de turistas todos los años, es una zona montañosa con mil historias y leyendas.
Andorra, además de ser un paraíso para todos aquellos que aman la naturaleza, también esconde algunas leyendas que pueden dejarnos con la boca abierta, unos significados ocultos que todavía están por descubrir.
Los principales protagonistas son el diablo y la cruz, la cruz existe y además puede ser visitada por todo aquel que lo desee, tiene 7 brazos, sin embargo, uno de ellos ha desaparecido.
Todo empezó en Prats, una pequeña localidad de Barcelona, donde había 7 compañeros, peculiarmente había uno que tenía miedo al diablo, los demás decidieron gastarle una broma. Se les ocurrió invitarle a comer en Canillo, y le dieron una escopeta para que si por algún casual se les aparecía el diablo, éste le disparara.
La leyenda del enigma de AndorraDicha escopeta, estaba lista para disparar, pero no para dañar, sin embargo, y accidentalmente, en un hostal, uno de los posaderos le aconsejó el problema que tenía la escopeta y se la arregló.
Uno de sus amigos de disfrazó de diablo, y éste le disparó. Al día siguiente cuando fueron a recoger el cuerpo, cuenta la leyenda que ya no estaba el cadáver, ni tampoco uno de los brazos de la cruz.
cuenta que a la cruz le falta un brazo por esa razón, porque el diablo, al ver que se mofaban de él quiso escarmentar a los amigos, para afirmar que el chamuco si existia.