La leyendas del arbol encantado

Estaba andando un niño en el bosque muy contento hasta que encontró un cartel que decía que el árbol estaba encantado, pero solamente se abría si él sabía cuáles eran las palabras mágicas, antes que el niño muchos habían fallado al intentar descifrar cuales eran, cuando comenzó probó con todo lo clásico para poder hacer trucos pero nada funcionaba, hasta dijo “Abra-Kadabra”, todo sin éxito alguno, pero entonces al ya rendido irse de allí dejó salir la expresión de “Por favor Arbolito”, y entonces se abrió el árbol dejándolo pasar sin inconvenientes, él no lo podía creer, pero como si esto fuera mucho, dentro encontró una nota que decía “Sigue haciendo magia” y así lo hizo, dijo “Gracias arbolito” y estas palabras fueron suficiente para que se ilumine un camino que lo conducía una montaña llena de golosinas que él pudo incluso compartir con sus amigos, ellos fueron directamente a lo que luego se convirtió en la mejor fiesta que alguien alguna vez haya podido ver,La leyendas del arbol encantado así todos aprendieron que las palabras mágicas son las que lo hacen a uno ser educado frente a los demás, hasta los árboles y las plantas merecen el mismo respeto que uno le tiene a sus mayores.