La princesa atzimba

Atzimba era una bella princesa que se había enamorado de un explorador español, pero su padre se negaba a esa relación, pero sin importar, la pareja decidió continuar su relación por lo que al padre no le quedó otra opción más que aceptar con una condición, que se marcharan del pueblo. La pareja acepto y se marchó, pero cuando llegaron a su nuevo hogar, fueron atrapados por los guerreros del padre de la joven y encerrados en una cueva, afortunadamente un grupo de españoles observaron todo y los rescataron. Los guerreros pensando que habían logrado encerrarlos, regresaron con el padre y le dijeron que ya nunca volverían a desobedecer sus órdenes. El padre se quedó muy triste pero sabía que esa era la ley de su pueblo.