La virgen de la gruta

En cierta ocasión existió una niña llamada Dulce Maria era muy bella del año 1900, esta niña pura y sencilla en cierta ocasión un hombre se enamoro de ella, pero ella no quería saber nada de él porque toda la comunidad decía que este hombre tenia que ver algo con el demonio, Dulce Maria tenia la costumbre de ir a una gruta donde habia un santuario de la virgen, a ella le gustaba ir mucho a rezarle a la virgen y en cierta ocasión ella llego a la gruta y encuentra destrozado el santuario pero no sabia que era lo que habia sucedido, al voltear vio un toro negro, se asusto mucho y comenzó a gritar, el toro se fue contra ella, los padres y amigos de Dulce Maria fueron a buscarla pero ya la encontraron sin vida, tuvieron la sospecha de aquel hombre que estaba enamorado de ella y fueron a la casa de el y lo único que encontraron fue a un toro muerto.