La Virgen del Volcan

Desde el año de 1742 el Cotopaxi ese maravilloso monstruo volcánico mantuvo con gran inquietud a los latacungueños por casi 26 largos años debido a sus continuas y peligrosas erupciones, un día repentinamente cuando el Cotopaxi despertó, una nube volcánica encegueció el horizonte, asustados los latacungueños fueron hacia el antiguo templo en busca de la virgen de las mercedes improvisando una triste procesión fue a dar en el cerro del calvario, la gente se confesaba a gritos implorando al cielo que no les ocurriera nada malo, cuando todo se veía perdido de repente la virgen de las mercedes tomo vida levanto su manto e inmediatamente calmo la furia del volcán, calmándose poco a poco, la gente gritaba milagro viva la virgen desde entonces hasta nuestros días se celebran rituales y fiestas en honor a la fe y agradecimiento a la virgen del volcán.