Las leyendas indigenas

El fantasma en la cascada del salto. Algunas personas dicen haber visto a una mujer de blanco que se aparece en la cascada en las noches de luna llena. Es una mujer muy llamativa, ya que su largo cabello y su ropa blanca hacen que así sea. Los que la han visto dicen que parece que va flotando, a diferencia de la llorona, aunque algunos dicen que sí es porque la han escuchado que llora, aunque no lo escuchan tan claro por el ruido de la cascada.
En una ocasión un grupo de jóvenes fueron a este lugar a divertirse, se les hizo de noche y prefirieron quedarse a disfrutar de la noche. Lo que no esperaban era ver a una mujer que llegó a la cascada, pero pensaron en espiarla y divertirse un rato. Empezaron a llamarla y sintieron un escalofrió muy raro, cuando la mujer voltio y comenzó a escucharse un ruido insoportable que salía de ella. Las leyendas indigenasLos chicos salieron de prisa llenos de miedo. No comían ni mucho menos dormía por el recuerdo de aquella mujer. Una curandera los ayudó a superar ese trauma, y desde ese entonces nadie visita la cascada de noche, solamente de vez en cuando algunas personas ajenas a esta leyenda.