Leyenda de Campeche

El callejón del diablo. Cuenta la leyenda que hace muchos años vivía un hombre con malformaciones en el cuerpo en unos de los callejones de la ciudad de Campeche. Este lugar era muy obscuro y el hombre solía espantar a todas aquellas personas que pasaran por las noches por el callejón.
Las personas pensaban que era el diablo y para evitar que saliera del callejón le dejaban monedas de oro y joyas, por esta razón era que el hombre seguía asustando, para seguir haciendo más rico.
Un día un par de pescadores descubrieron la mentira de aquel hombre, decidieron asustarlo para que dejara de asustar el a las personas. Fue tan grande el susto que aquel hombre no volvió asustar a las personas en el callejón, incluso dono parte de la fortuna que había recolectado a la iglesia.