Leyenda de Egipto

Bastes, la diosa gato. Uno de esos dioses es el que vamos a conocer en esta ocasión, estamos hablando de la leyenda de Bastes, la diosa gato, la cual era representada comúnmente por una figura femenina, un cuerpo de mujer con cabeza de gato, aunque en otras representaciones también se la puede encontrar como un gato entero con rasgos muy refinados y distintivos. En los muchos relatos que se pueden encontrar de Bastes vemos que esta deidad era considerada la diosa encargada de la fertilidad, la feminidad, y otras artes relacionadas a las mujeres, de igual modo también representaba a la noche y a la luna.

Bastes era una de las diosas más adoradas y respetadas del antiguo Egipto, las personas le rendían culto para poder tener hijos, para poder tener una buena relaciona amorosa, para poder conciliar bien el sueño, esta diosa esta tan amada como temida, Bastes, la diosa gatopues se decía que si sacaba las garras grandes males podrían suceder, es por ello que cada año se llevaba a cabo una gran fiesta en su honor, en la cual todos bebían grandes cantidades de alcohol, se llevaba a cabo una procesión por todo el Nilo y también se adoptaba a un gato en el templo de Bastes para que sea adorado como la representación misma de la diosa.