Leyenda de metepec

Sombras ruidos y sollozos extraños, cuenta la gente que lo oía llorar y desde la ventana pedía ayuda todas las noches, es la leyenda del fantasma del niño en la casa del diezmo en el centro de Metepec, la casa del diezmo esta ubicada atrás de la parroquia de san Juan bautista, ahí se recibían las mercancías que los feligreses donaban a la iglesia después fue casa de un sacristán y a hora son oficinas.
Dice la gente que el alma de un menor quedo atrapada en este lugar. ahí se escondió su cadáver y por eso sale a pedir ayuda.