Leyenda de Veronica

Estos acontecimientos sucedieron en España, se trata de dos hermanas Verónica y Begoña que eran muy parecidas físicamente pero en cuanto a la personalidad eran muy distintas. A Verónica sus padres la querían mucho, debido a que poseía grandes cualidades y Begoña tendía a ser muy envidiosa. Verónica acostumbraba a leer la biblia durante las noches para relajarse antes de dormir. Una noche los padres de Verónica y Begoña recibieron visita y no paraban de hablar bien de Verónica pero a Begoña nunca la mencionaban , esa noche el odio de Begoña hacia Verónica creció tanto que cogió unas tijeras y se dirigió sigilosamente a la recamara de Verónica y la clavo cinco veces en el cuello con las tijeras, curiosamente la Biblia al caer quedo en la parte donde Caín mataba a Abel… la desgracia callo sobre esta familia y Begoña termino con su vida en el manicomio.