Leyenda del ceibo

Anahi era una joven india que vivía en su tribu antes de la conquista, era una mujer que no era bella pero que tenía una excelente voz con la que cautivaba a todos los que la escuchaban.
Un día los españoles llegaron e hicieron prisioneros a su tribu, ellos llegaban en busca de oro, ella y otros de su tribu fueron encerrados pero un día Anahi logró escapar cuando el guardia estaba dormido, pero cuando intentaba huir el guardia despertó por lo que ella lo mato para no ser descubierto, el guardia con su último aliento logro gritar y despertar a los demás guardias que rápidamente comenzaron a seguir a Anahi, después de un tiempo lograron atraparla y como castigo decidieron quemarla, pero cuando esto ocurrida los dioses la premiaron por su valentía y la convirtieron en un árbol, donde quedo intacto a pesar de los intentos de los españoles por quemarlo.