Leyenda del cerdo de matamoro

La leyenda del cerdo de matamoros dicen que hace un tiempo un grupo de amigos se juntaba a beber como lo hacían siempre los fines de semana, para aquella ocasión pensaron beber más de lo habitual así que se dirigieron a un bar con buena fama, tomaron hasta altas horas de la noche, al salir a buscar el automóvil vieron que había un gran cerdo parado frete al vehículo, intentaron moverlo pero era tremendamente pesado, así que decidieron volver al bar a pedir ayuda a los camareros. Al salir los camareros se molestaron mucho, puesto que no había ningún cerdo allí, los amigos dejaron pasar la situación y se marcharon. El fin de semana siguiente paso exactamente lo mismo, al salir del bar vieron al cerdo, volvieron a pedir ayuda y al salir el cerdo no estaba, entonces los mozos se molestaron tanto que los golpearon para que ya no hagan bromas. matamoAl fin de semana siguiente los amigos cambiaron de bar para evitar problemas, pero al salir vieron nuevamente al cerdo, intentaron correrlo pero entonces el cerdo los miró y sonrió, luego rió a carcajadas, los jóvenes salieron corriendo del lugar y nunca más volvieron a beber.