Leyenda el callejon del beso

En la Ciudad de Guanajuato se enamoraron dos jóvenes, la chica de muy buena posición social, el chico trabajador pero sin recursos. La chica vivía en una casa justamente en el callejón del beso.
El padre de ella se entera y prohíbe el amor de los jóvenes, sin embargo el chico logra alquilar una casa justo frente a la de la chica y en el que ambas habitaciones coincidían en los balcones, por lo que ambos se siguen a escondidas. Una noche el padre de la chica los sorprende y lleno de ira le quita la vida a su hija, la chica cae al suelo mientras el joven logra sostenerla y se despide dándole un cálido beso en la mano.
Si pasas con tu pareja por este callejón y vas por la tercera grada, debes besar la mano de tu pareja, si no tendrás siete años de mala suerte en el amor y si lo haces tendrás siete años de buena suerte en el amor.