Leyenda el fantasma de la monja

Hace mucho tiempo, María se había enamorado de Arrutia, un joven que había prometido casarse con ella, sin embargo, los hermanos de María no aceptaban la relación porque se habían enterado que Arrutia solo quería casarse con María por la fortuna que ella poseía.
Los hermanos intentaron hacer que Arrutia se marchara pero este no acepto, así que decidieron ofrecerle dinero con la condición que se marchara en ese instante. Arrutia acepto y se fue a España, al día siguiente los hermanos le dieron la noticia a María, quien cayó en depresión, ellos intentaron buscar ayuda así que la internaron en un convente, pero ni en ese lugar lograba olvidar a su enamorado, así que un día decidió colgarse de un árbol. Desde esa noche se dice que el fantasma de María aún se puede ver rondando los pasillos del convento o colgado en el árbol.