Leyenda mexicana

Una segunda oportunidad. Gumaro era un hombre bueno el cual durante toda su vida había hecho solo el bien, pero justo en año nuevo había perdido la vida en un trágico accidente donde murieron otras 15 personas más.
Cuando Gumaro regresaba a casa luego de festejar con su madre el año nuevo, un conductor ebrio provoco un accidente donde murió Gumaro. El día de su funeral el fantasma de Gumaro se encontraba presente junto a otra alma, ambos estaban hay para escuchar a las personas durante el funeral, ya que Gumaro había sido enviado al infierno y quería remediar eso, pero aun después de escuchar todos los buenos comentarios fue llevado de vuelta al infierno y a una gran silla donde pudo ver porque estaba ahí, durante la noche donde fallecio, el observo como un conductor se dirigía a él, al intentar salvarse arrollo a una anciana porque de un lado había unos pandilleros y del otro una anciana, así que decidió desviar su carro en ese rumbo e intentar salvarse, Leyenda mexicanala anciana perdio la vida, la muerte del otro conductor y la de otras 13 personas. Era esa decisión que tomo que provoco que lo mandaran al infierno, pero podría salir si convencía a más personas durante accidentes a tomar la misma decisión.