Leyenda mexicanas de terror

Todo o nada. Existen leyendas que dicen que hay tesoros escondidos o cosas enterradas pero los espíritus que los cuidan no dejan que te lleve a nada. Está historia es todo lo contrario, sí puedes te lo llevas pero todo o de plano nada.
Unos hombres buscaban un tesoro que les habían dicho que estaba en la cueva de Linares. Duraron varios días buscando la cueva pero nada, hasta que un día con suerte la hallaron, lo bueno que iban preparados conmovidas y sogas así que no batallaron mucho para llegar ahí. Ya estando dentro solo veían plantas y piedras y de repente se escuchó una voz que decía “todo O NADA” y hasta que un amigo dijo “todo” y apareció muchos rubís, diamantes, oro y joyas y demás cosas, intentaron agarrar un poco y salir pero no podían la cueva se cerró y con nada la podían abrir era como una roca gigante la que tapaba la salida. Se volvió a escuchar todo O NADA, y entendieron que tendrían que agarrar el tesoro porque no se podían llevar sólo una parte. Así que empezaron a echarse todo lo que les cabía en las bolsas y en las mochilas, se quitaron las camisas y hasta en los calcetines guardaron pero era demasiadas cosas del tesoro que no podrían llevárselo completamente. Se volvió escuchar la vos “todo o nada” y pues muy desilusionados tuvieron que decir “nada” y así es como se abrió la cueva de nuevo para que pudieran salir, pero el tesoro y sus prendas y herramientas desaparecieron completamente, llegaron casi desnudos al pueblo y sin nada del gran tesoro.