Leyendas muy cortas

En Durango hay muchas personas que aseguran tener conocimiento sobre estos subterráneos que se dirigen hacia la catedral y algunos que solo han encontrado por accidente esas entradas o al momento de remodelar sus casas, han escuchado ruidos y lamentos que les provoca un inmenso temor que no les permite entrar a ver qué es lo que ocultan esos caminos hacia lo que se asume que es una catedral subterránea, muchos solo prefieren tapar por completo las entradas y no volver a hablar respecto a lo que presenciaron en ese momento por temor a que les ocurra algo.