Leyendas cortas mexicanas

Un vaso con agua. Hace muchos años unos niños jugaban en su casa, cuando tocaron la puerta el niño salio abrir y vio que era una niña que le pidió un vaso con agua el niño muy amablemente entro a la cocina para llevarle el vaso, cuando salio la niña ya se había ido, tiempo después tocaron la puerta y una vez mas era la niña pidiendo un vaso con agua.