Leyendas de africa

La leyenda de Eshu, el Dios mentiroso. La leyenda de Eshu es una de las más importantes dentro de la mitología africana pues esta deidad era la encargada de llevar los mensajes entre los dioses y los humanos, siendo este el único nexo existente entre los dos reinos, pero la cuestión se torna sombría al comprobar que Eshu no solo es el dios mensajero, sino que también es el peor de todos los embusteros, por lo que también se lo considera el dios de la mentira. Existe una gran variedad de historias que se pueden citar cuando se habla de Eshu, pues existen relatos de este ser en todo el continente Africano, pero sin dudas el más célebre de estos es el que se denomina de los dos amigos. Cuenta la leyenda que existían dos granjeros vecinos que eran realmente amigos, a tal punto que hasta se vestían del mismo modo para simular ser hermanos, al verlos Eshu decidió interceder para hacer que estos dos se peleen, para lo cual tomó unas prendas especiales, se colocó un sobrero de color blanco por un lado y negro por el otro, también se colocó una pipa en la nuca, se colgó un bastón al hombro y se echó a andar por el sendero que dividía las propiedades de los vecinos, caminó todo el trecho hasta que finalmente llegó a terminar el sendero.Leyendas de africa Los vecinos se juntaron más tarde para comenzar a debatir lo que habían visto y allí mismo comenzó una discusión terrible, uno decía que tenía sombrero blanco, otro que tenía negro, el uno decía que se dirigía hacia el norte, otro decía que caminaba para atrás, el asunto continuó hasta que se tornó realmente grave, tuvo que interceder el mismo rey para calmar la cuestión y realizó un juicio, en medio del juicio apareció Eshu, le dijo al rey que el juicio era inútil pues él los había engañado a todos, el rey ordenó que atrapasen al malvado, pero este logro escapar fácilmente, dejando a todos como tontos.