Leyendas de durango antiguo

El toro de los cuernos de oro. Cuentan las leyendas que en el cerro del mercado en Durango, se encuentra una cueva, la cual solo se habré por unos minutos a media noche, de ella sale un gran toro negro con cuernos de oro a custodiar la entrada.
Una noche un hombre llamado Martin, caminaba cerca del cerro cuando comenzó a escuchar ruidos, al acercarse observo al gran toro y decidió torearlo, al hacerlo el toro dejo la entrada de la cueva y al verla Martin decidió entrar. Al hacerlo logro ver una luz que venía de la cueva. Martin comenzó a caminar adentrándose a la cueva, de pronto encontró un gran tesoro, en ese momento salió una joven muy bella que le dijo que aquel tesoro ella suyo por ser el primero en llegar hasta hay, pero que no podría sacarlo, en ese momento apareció el toro y Martin sintió un apuro de salir, al hacerlo la puerta se cerró y ya no volvió a regresar.