Leyendas de Nicaragua

Arrechavala. La leyenda de Arrechavala es una de las más conocidas y difundidas fuera del territorio nacional, tanto es así que incluso se ha editado un libro en España contando las aventuras y desventuras de este rico militar que ha sabido hacerse notar en vida, pero más aun después de muerto. Muchas son las acciones que se le adjudican a este hombre, principalmente en León de Nicaragua, en donde supo hacerse de una buena fortuna y renombre, sin embargo son muchas más las cosas que se pueden contar de él luego de muerto, pues posee no solo su propia leyenda, sino también toda una creencia popular que rodea a su nombre.

En las calles de León todo el mundo sabe quién es que anda por las noches haciendo sonar los cascos de su caballo, en realidad una yegua llamada “La cordobesa” la cual es su fiel compañera de ultratumba. Se dice que Arrechavala poseía una fortuna incalculable y luego de muerto se dedicó a cuidar que nadie se acercase al sitio en donde ocultó tal tesoro. Leyendas de NicaraguaSegún los lugareños el espíritu de Arrechavala aun continua rondando por las calles de León, principalmente por la antigua calle real, allí se dedica a dar latigazos a los hombres que se atreven a rondar por allí a altas horas de la noche, sin embargo este espíritu posee una particularidad interesante, parece ser que es invisible para los hombres, sin embargo si puede ser visto por las mujeres y existen infinidad de testimonios que dan cuenta de ello. Por lo tanto las mujeres pueden ver pasar un hombre apuesto y vestido elegantemente con ropas muy finas, mientras que el espectro monta una especie de guardia militar para que nadie merodee por su calle y su antigua casa, por su parte los hombres solo pueden escuchar los cascos de la yegua corriendo en su dirección a toda velocidad y luego sienten el dolor del latigazo invisible que han recibido, el cual nunca saben de donde proviene pero sin embargo entienden perfectamente como una clara señal que les indica que deben abandonar aquel lugar de inmediato.