Leyendas de onduras

Esto sucedió en una montaña de honduras, los cortadores de café de aquel lugar eran muy unidos, se llevaban muy bien, por las noches hacían su fogata para contar historias antiguas, hasta ahí todo parecía marchar muy bien, pero un viejo anciano contó los hechos de aquel camino tranquilo por el día y tenebroso por la noche.