Leyendas de panama

El penitente de otra vida. En un viernes santo en donde todas las personas iban a rezar a la iglesia porque son muy creyentes en Panama, se encontraron en el medio de la calle con un penitente, pero el mismo no era como los demás que entraban en la iglesia y rezaban por sus pecados, sino que no podía entrar en la misma, quisieron que entre, pero él no decía absolutamente nada, solamente al llegar al lugar daba la iglesia y se iba entonces para el cementerio, al llegar a este oscuro lugar desaparecía completamente, los que lo vieron pueden decir que su mirada era perdida y cansada, al mismo tiempo no estaba solo, llevaba consigo una cruz enorme de las que están llenas de cruces pequeñas, la misma era de madera y se notaba que pesaba mucho, pero esa parece ser la carga que tendría.

Leyendas de panamaLa gente dijo de este hombre que en vida habría de ser una mala persona, o bien una que llevaría a sus espaldas muchos pecados, sería la forma que podían explicar que un fantasma vuelva en el viernes santo llevando una cruz muy pesada en sus espaldas, según las creencias de las personas, él estaría ahora teniendo una oportunidad para poder al fin redimirse de todos sus pecados y Dios le estaría dando así una chance de poder entrar en el paraíso, pero primero debería arrepentirse y llevar la pesada cruz que marcaron sus días en la tierra cuando cometió los crímenes sin importar cuales estos hayan sido, por algo lo grande y pesado de su cruz.