Leyendas de tamaulipas

El chamuco con cara de perro. Dicen que los niños que han visto o se han encontrado con el lo reconocen como un hombre que tiene cara de perro con color negro, mientras que sus ojos son totalmente rojos, él siempre sabe cuando un niño es desobedientes porque los cuervos se encargan de ir a contárselo para que esté atento, cuando los chicos están haciendo travesuras o jugando en un horario indebido a la orilla del río es cuando aparece el chamuco junto a ellos y los comienza a perseguir hasta que llegan a su casa y así es como le deben pedir perdón a sus padres para que se valla de una vez.