Leyendas de terror cortas mexicanas

El callejón del muerto. En Oaxaca hace muchos años, cuando aún se utilizaban lámparas de aceite para alumbrar las calles, un hombre, el cual era encargado de prender aquellas lámparas todas las noches, fue privado de la vida mientras hacía su trabajo. Eran como las 9 de la noche y ya había terminado su trabajo, pero se había percatado que una de las lámparas se había apagado en uno de los callejones, el hombre regreso e intento prenderla, cuando termino bajo de su escalera solo para encontrarse con un par de hombres los cuales sin pensarlo dos veces lo atravesaron con una espada. Nunca se supo cuál fue el motivo, pero desde entonces durante las noches se puede observar como una sombra recorre el callejón.