Leyendas del estado de durango

Las piedras azules del río tunal. Hace tiempo hubo 3 chicas que en custodia de su padre estaban deseando ser tomadas en matrimonio, ellas se bañaban en el río tunal y entonces fue cuando encontraron a 3 jóvenes bellos, cada uno fue con una de las chicas, se dieron un beso apasionado y así empezaron una relación, iban siempre a bañarse en ese sitio, su padre cuando se enteró mandó una maldición de que ellas se conviertan en piedras antes de estar con algún hombre, entonces fueron convertidas en 3 piedras enormes que aún pueden verse y dicen que por las noches se las escucha cantar.