Leyendas del metro df

El jotivagón. Dicen que estando en los últimos vagones que tienen los trenes estarán rodeados de gente homosexual, como si esa área estaría reservada solamente para ellos, no les conviene ir ahí si no son de mente abierta, ya que según cuenta la leyenda se ven todas las clases de cosas y ellos no se sienten bien cuando alguien de diferente pensamiento sube al área que tienen dentro del tren para poder hablar entre ellos, hacer parejas, amigos y toda clase de cosas que entre ellos bien se permiten.