Leyendas japonesas de terror

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo en Japón existía un Kappa en el pantano de un pueblo, su misión era cometer actos diabólicos, fuese cual fuera su víctima, por eso todo el mundo le tenía miedo. Un buen día llego al pueblo un sacerdote, se enteró de que existía este Kappa y acto seguido quiso poner cartas sobre el asunto.
Fue al famoso pantano donde solía vivir, le llamó y apareció, le preguntó el porqué hacía cosas así, él respondió que era por la sencilla razón de que se sentía solo y estaba triste, su cuerpo estaba desconfigurado, y quería tener amigos pero era misión imposible, su principal deseo era convertirse en humano. El sacerdote le dijo que lo único que tenía que hacer era ser buena persona con los demás, y se fue.
Leyendas japonesas de terrorLlegó el verano y el pueblo se veía inmerso en una gran sequía, en ese momento apareció el Kappa y empezó a decir a toda la población que iba a rezar para que lloviera. La gente no se creía lo que decía, ellos pensaban que era algún plan maligno para atacarles. A los 2 días los aldeanos comenzaron a ver como empezaban a caer gotas del cielo, estaba lloviendo.
El sacerdote se enteró de lo ocurrido, y fue a ver al Kappa, que le explicó que había creído en la fe y sus oraciones habían dado su fruto, el sacerdote se fue, nadie supo nunca nada más de ese Kappa, unos piensan que se convirtió en humano, otros que murió ahogado por las lluvias torrenciales que empezaron a caer en pocos días.