Leyendas mayas

Leyendas mayasEn los viejos años de los mayas una mujer muy bonita y sencilla que se llamaba Siguanaba se enamoro de un guerrero el cual era el más fuerte de la aldea, al pasar el tiempo se casaron, paso aún más tiempo y formaron una familia, Siguanaba engaño a su esposo con otro hombre y tuvo un hijo bastardo que se llamo Cipitio.
Ella era una mala madre y abandonaba a su hijo todos los días, Cipitio era tan pequeño que no sabía qué hacer de comer así que comía cenizas de la cocina, los dioses enfurecieron tanto que condenaron a Siguanaba a ser horrible para que los hombres no se enamoraran de su belleza, ella era hermosa a simple vista pero al acercarse era espantosa
Cipitio por ser bastardo fue condenado a tener una vida miserable para toda la eternidad comiendo cenizas de las casa, no crecer nunca y quedarse con la edad aproximada de 5 años.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: