Leyendas mexicanas cortas

by Cuentista on 03/09/2013

Leyendas mexicanas cortasEl señor del Veneno. Cuentan las leyendas que don Fermín era un hombre muy religioso y siempre acudía a rezar a la iglesia, se sentaba y comenzaba a besar bajo un gran crucifijo, luego de terminar se acercaba y besaba los pies y luego colocaba algunas monedas de oro como ofrenda a la iglesia.

Un día un señor que envidiaba a don Fermín decidió envenenarlo, para esto le mando un pastel el cual decía que provenía de un amigo de don Fermín. El pastel contenía un veneno el cual haría que don Fermín muriera a los pocos días. Al día siguiente don Fermín acudió a la iglesia como de costumbre, al terminar de rezar se acercó y beso los pies del crucifico, al hacerlo estos se pusieron negros al adsorber todo el veneno dentro de don Fermín, y de pronto el crucifico prendió fuego de la nada.

Leave a Comment

LEYENDA ANTERIOR:

SIGUIENTE LEYENDA: