Leyendas mexicanas

El perro de la calle. Sara y Antonio eran una pareja la cual estaba pasando su luna de miel en Cancún, ambos estaban disfrutando mucho su estancia. Sara estaba embarazada y Antonio le dedicaba cuidados especiales.
Un día mientras caminaban por la playa se encontraron cerca de un basurero a un perro que penas y lograba moverse, los dos decidieron llevarlo al hotel con ellos y una vez ahí lo empezaron alimentar, pero debido a las reglas del hotel no podían llamar a un veterinario.
Al día siguiente el animalito ya parecía estar bien, pero ya era hora de que regresarán a su casa, ambos decidieron llevarse al pobre perrito, para esto aprovecharon que Sara estaba embarazada y no era revisada en el aeropuerto para que ella lo escondiera en una bolsa.
Leyendas mexicanasCuando llegaron a su casa el perro rápidamente se adaptó al hogar, a las pocas semanas Sara tuvo su hija. Un día mientras Sara se bañaba dejo a su bebe dormida en su cm, pero cuando salió ya no la encontró, busco por toda la casa pero no la encontró, al llegar Antonio ambos comenzaron a buscarla pero solo encontraron al perro con la boca llena de sangre, ambos temieron lo peor y salieron a buscar al pateo, ahi encontraron medio enterrada a su hija, Antonio entro y golpeo al perro. Cuando llegaron los policías estos llamaron a un veterinario para que revisara a perro en busca de alguna enfermedad que pudiera a ver contagiado a oros perros. Cuando llego sorprendió a todos cundo dijo que no era un perro, sino una rata gigante