Leyendas michoacanas

La leyenda del templo viejo. Cuenta la leyenda que en Michoacán había un padre muy querido por todos los del pueblo. Un día el padre después de terminar de dar una misa se dirigió al monasterio para descansar un poco. Cuando caminaba hacia su habitación paso por debajo de una de las torres que contenía una campana, está por algún motivo desconocido cayó al reventarse la plataforma que la sostenía. Al caer la campana decapito al padre. Cuentas las personas que desde ese día por las noches se puede ver la silueta de padre pasear por los pasillos.