Leyendas queretanas

La casa del faldón tiene una leyenda muy curiosa, la cual cuenta la historia de cómo un mal entendido llevo a un problema muy serio.
Cuenta la leyenda que hace muchos años, se llevó a cabo una gran fiesta donde acudieron muchas personas importantes de la ciudad, entre ellas un regidor español y un alcalde indio. Cuando ambos se dirigieron a sentarse, el alcalde paso justo aun lado del regidor, quien pensó que le iba a ganar su silla favorita, entonces lo jalo de la ropa, al hacerlo le arranco gran parte y dejo en faldón al alcalde.
Este incidente no quedo solamente hay, ya que el alcalde demando al regidor por la falta que había hecho, llegando a gastar grandes sumas de dinero en el juicio, hasta que el final le dieron la razón al alcalde y el regidor español fue condenado a cambiar su residencia a la parte de la ciudad más pobre.