Los demonios

Una de las historias mas tenebrosas e impactantes esta presente en las mentes de la gente del municipio de Lincon de Romos y de todo Aguascalientes es la uste escuchara a continuación.

La leyenda que usted escuchara esta basada en hechos verdaderos

Hace 13 años un joven y humilde matrimonio y sus dos primeros hijos llegaron a vivir en una casa situada muy cerca del Rincón de Romos, desde el primer día los niños lloraron toda la noche al encender sus padres una pequeña lámpara de canguro y que iluminaba escasamente los niños cesaban de llorar.

Los demoniosPapa: pensamos en dejar esa lámpara prendida todas las noches, pero no teníamos dinero suficiente para comprar tanto carburo, una mañana descubrieron que sus hijos tenían el cuerpo rasguñado y lleno de moretones, a como pudimos juntamos unos centavitos, los trajimos con un medico muy conocido de aquí de Aguascalientes de los rasguños nos dijeron que podían ser las ratas, y de los moretones dijo que tal vez era la debilidad les receto unas medicinas para eso.

– Nada cambio, desesperados decidieron recurrir a un sacerdote del Rincon de Romos que era muy apreciado por sus cualidades, tras escucharlos el sacerdote les dinero para comprar carburo suficiente para toda la noche.

Papa: nos dijo que tuviéramos unas ramas de pirul a la mano que atrancáramos la puerta y a oscuras esperáramos a que los niños empezaran a llorar, entonces tendríamos que encender las lámparas y a los niños les preguntáramos hacia donde estaba lo que les asustaba y lanzáramos golpes con las ramas de Pirul hacia ahí donde estaban, mis hijos todavía no hablaban, nos dijo que no importaba que les preguntáramos y que lanzáramos golpes hacia donde nos decían.

– Y así lo hicieron esperaron a oscuras, los niños comenzaron a llorar encendieron la pequeña lámpara, al mirar hacia donde dormían sus hijos vieron algo terrible.

Papa: Nuestros hijos eran lanzados de un lado para otro por algo que no veíamos mi mujer y yo nos asustamos mucho, quisimos correr a fin de cuentas nos aguantamos con miedo y todo alcanzamos agarrarlos pero aquello no los arrancaba de los brazos y seguían lanzándolos por el aire, mis hijos lloraban mucho.

– Cuando nuevamente lograron sujetar a sus hijos les preguntaron donde estaba aquello que los espantaba ellos señalaron hacia muchos lados, hombre y mujer lanzaron golpes con las ramas de Purulh sintieron que golpeaban algo y se escuchaban terribles gemidos.

demo

Papa: estuvimos así toda la noche, aquello parecía no acabar finalmente todo acabo el cansancio los venció, agarramos a nuestros hijos en nuestros brazos y fue cuando nos dormimos, al amanecer vieron con horror como piso, paredes y techo estaban totalmente manchados de sangre. Aterrorizados decidieron recoger sus pocas pertenencias y salir de ahí, al querer salir de ahí, descubrieron que la puerta estaba totalmente arañada y cubierta de sangre como si muchos pequeños demonios hubieran querido huir.

Papa: abandonamos la casa de Rincón de Romos gente a la que le he contado lo que nos paso y que han ido a ver la casa dicen que sigue sola que pintaron sus paredes, que otras personas la han ocupado pero no duran mucho tiempo ahí viviendo, me han dicho que en la puerta aun se pueden ver los rasguños.