Maquech la leyenda

En México ocurrió una leyenda de amor que da sentido a la tradición de adornar actualmente inclusive al maquech con toda clase de joyas y esto viene desde que Cuzán conoció a Chalpol, un hombre que tenía un cabello totalmente encendido y era el amigo del padre que estaba con él luego de haber regresado victoriosos de una guerra. Cuzán era la hija de Ahnú Dtundtunxcaán, hombre severo que cuidaba a su gente, pero que era muy sobreprotector con su hija, quien ya estaba en edad de matrimonio y por eso la comprometió con un príncipe que ella no conocía, pero estaba de acuerdo con hacer lo que su padre diga.

Cuando conoció a Chalpol todo cambió para Cuzán porque se enamoraron los dos y no podían evitar el amor que sentían, se amaron durante mucho tiempo y su padre recién se dio cuenta luego de que se amaran bajo la ceiba sagrada. Ahnú Dtundtunxcaán mandó para sacrificar a Chalpol por haberse atrevido a enamorarse de su hija, la princesa de la tribu. Cuzán hizo cualquier cosa con tal de que no lo maten y el día llegó, entonces lo pintaron de azul y su padre pidió al chamán que lo convierta en un escarabajo para que no vuelva a acercarse a su niña.maq

Le dio a Cuzán el escarabajo, ella lo mandó a llenar de joyas y ponerle un agarre para transformarlo en un collar que llevó con ella por siempre. Algunas leyendas dicen que con el tiempo, un chamán la convirtió en un escarabajo también para que pudiera ser feliz junto a su amado aunque sea en la forma del maquech.