Una leyenda de Guanajuato

El brinco del diablo. Cuenta la leyenda que en la sierra de Huanimaro un día los pobladores comenzaron a recorrer uno de los montes para recoger ramas, ese día vieron algo que nunca olvidarían.
Según la leyenda los pobladores se reunieron en el monte para recoger ramas que utilizarían para las festividades del día siguiente. Ese día de pronto comenzó a llover y el cielo se comenzó a obscurecer rápidamente. De pronto observaron cómo una persona con traje comenzó a brincar por encima del monte, todos observaron cómo cada vez que daba un brinco esa persona, los truenos se escuchaban más fuerte, y así estuvo por un tiempo hasta que por fin se detuvo. Cuenta la leyenda que esa persona era el demonio y desde entonces ese monte se llama el brinco del diablo.